Rosas colombianas para San Valentín

La rosa roja es el regalo perfecto para el día de San Valentín.
Las rosas colombianas que siguen un largo y cuidadoso camino por tierra y aire desde su cultivo en los Andes hasta llegar a las manos de los enamorados en Europa.
Su travesía comienza en la sábana de Bogotá un altiplano del norte de la capital Colombiana a unos 2600 m sobre el nivel del mar.
Varias fincas de diferentes de productores cultivan en invernaderos hasta 250 variedades de hermosas rosas de infinitos colores.
En las 3 semanas de San Valentín Colombia exporta unos 500 millones de flores lo que representa el 12% de las ventas anuales del sector según la Asociación Colombiana de exportadores de flores.

El significado de regalar una rosa el 14 de febrero Día del Amor y la Amistad contrasta con la batalla contra el cronómetro que emprenden los cultivadores y transportistas para alargar la vida de ese símbolo universal.
La rosa hay que ponerla en frío, porque si no ella continuaría su apertura y duraría mucho menos tiempo y al bajar la temperatura de alguna manera se frena su desarrollo natural para que después cuando llegue al cliente final nuevamente esté a temperatura ambiente y continúa su proceso.
Con la cadena de frío se mantiene durante toda la travesía incluida en el interior del avión hasta que llegan a las flores a la floristería con un vuelo de miles de kilómetros para finalmente hacer felices a los enamorados el próximo 14 de febrero.

Share